Skip to main content
reformar valencia

Muchas veces pensamos en remodelar nuestra casa y darle un lavado de cara pero no sabemos si llevar a cabo una reforma integral o una reforma parcial. Desde Bocana Obras vamos a darte algunos consejos a través de este post que pueden ser útiles para tu decisión final y que te pueden ayudar a no quedarte en el intento.

Pasos para saber si necesitas una reforma integral o parcial

En primer lugar debemos definir exactamente qué es lo que queremos modificar de nuestro hogar y saber que si en un futuro queremos seguir cambiando el aspecto de algunas estancias mejor hacerlo todo a la vez para ahorrar en gastos y tiempo.

Por tanto, a la hora de reformar nuestra vivienda debemos pensar:

  • ¿Qué nos gustaría cambiar? No será lo mismo si queremos reformar una única estancia que más de dos, en este punto nos tendremos que replantear la opción de recurrir a una reforma integral.
  • Investigar sobre cómo queremos que quede para no llevarnos sorpresas y hablarlo sobre plano.
  • El tiempo aproximado del que disponemos. Pensemos que suelen ser procesos largos y en la mayoría de los casos surge algún imprevisto que retrasa la fecha final del proyecto.
  • La inversión que podemos permitirnos. En este aspecto es recomendable aislar una pequeña parte para tener margen de maniobra puesto que los precios de los materiales pueden ir variando dependiendo de la época del año y las circunstancias socioeconómicas.

Reforma integral

Cuando hablamos de una reforma integral nos referimos a la remodelación total de nuestro hogar y suele llevarse a cabo en inmuebles desgastados por el tiempo o que su distribución no sea cómoda para la forma de vida de sus integrantes.

Ahora bien, también puede ser que nuestros gustos hayan cambiado y aunque la vivienda sea práctica y esté en buen estado, prefiramos transformarla en su totalidad.

Otra de las causas por las que muchos deciden realizar una reforma integral es para escapar de la rutina, necesitamos nuevos estímulos y puesto que nuestro hogar es probablemente donde mayor tiempo pasamos también sea la primera cosa que queramos cambiar.

Asimismo, será necesaria una reforma total de la vivienda cuando necesitemos renovar algunas instalaciones como la calefacción, la fontanería o las instalaciones eléctricas.

Contras de una reforma integral

  • Necesitarás una segunda vivienda donde puedas hospedarte durante el tiempo que dure el proceso de las obras.
  • El presupuesto es elevado
  • Se requiere una mayor documentación y permisos

Reforma parcial

Nos referimos a reforma parcial cuando lo que queremos es reformar únicamente una parte de la casa o algunas estancias, pero no toda la vivienda al completo. Esto va más enfocado a los gustos de cada uno y depende del rediseño que queramos hacer en nuestro hogar.

En muchas ocasiones recurrimos a ella para mejorar o aportar frescura teniendo en cuenta las tendencias de interiorismo del momento y seguramente no hará falta que abandonemos la vivienda durante el proceso.

Contras de una reforma parcial

  • Si nuestra idea es obrar parte por parte hasta remodelar toda la casa una reforma parcial tras otra puede encarecer los costes del resultado.
  • Las reformas parciales tienden a retrasase por problemas con las instalaciones.

Desde Bocana Obas y Serviciosun estudio de arquitectura en Valencia, te recomendamos que te pongas en contacto, desde el primer momento, con varios profesionales para poder barajar distintas ofertas dependiendo de tus necesidades, es decir, calidad, precio, tiempo, trato, etc.

Además, investigar distintas opciones te permitirá tener mejor criterio de aquello de lo que estás hablando y poder llegar a un acuerdo justo con los profesionales que van a realizar el proceso de obra o reforma de tu vivienda.

Si necesitas un presupuesto o la valoración de un profesional, nuestro equipo técnico se encarga de escuchar y tomar nota de cada una de tus necesidades para encontrar la mejor solución de forma precisa.

Solicita presupuesto

Contacta con nosotros y solicita un presupuesto a la medida de tus necesidades

Presupuesto